GoPro Hero 6 Black, análisis de la mejor cámara de acción con diferencia

¡Buenas chicos! ¿Qué tal estáis? Ya se acerca la primavera, tiempo de estar fuera de casa sin la necesidad de llevar puestas mogollón de capas de ropa para no congelarse de frío, al menos así es en Sevilla, dónde se puede salir a la calle con unos vaqueros y una camiseta de manga corta sin correr riesgo de hipotermia. Es por esto que es la mejor época para adquirir y utilizar una cámara de acción, como es la magnífica Hero 6 que nos ha prestado la gente de GoPro.

Diseño

En primer lugar, comenzamos la review, como siempre, tratando el aspecto físico del dispositivo. La Hero 6 es una cámara de acción de tamaño muy compacto que cabe en la palma de nuestra mano y está construida en un tipo de plástico con acabado gomoso que deja muy buenas sensaciones en la mano. A pesar de lo pequeñita que es, da una sensación de robustez enorme.

La cámara de por sí es resistente al agua hasta 10 metros de profundidad gracias a que posee tapas con juntas que aíslan la zona de la batería y la SD, en la parte inferior, y la conexión USB TipoC para cargar junto al puerto mini HDMI. Si deseáis introducirla en aguas más profundas, podéis comprar una carcasa de agua especial.

El diseño sin carcasa es una maravilla a la hora de manejar la cámara, y si queremos acoplarla a algún soporte GoPro tan solo tendremos que introducirla en el marco que viene con ella en la caja. Y voilá, ¡a grabar! Un punto a favor del marco es que viene con un agujero ya hecho en el lateral para que podamos cargar la cámara mientras la usamos si le quitamos la tapa de las conexiones tirando hacia afuera, ideal para largas sesiones de grabación o timelapses; eso sí, no la podréis meter en el agua hasta que le pongáis la tapita de nuevo.

Calidad de audio y vídeo

La Hero 6 es una cámara, por lo que es esencial tratar el tema de la calidad de grabación. En primer lugar, podréis grabar lo que queráis, como queráis, gracias a su capacidad de grabar vídeo en 4K hasta 60 fps, 1080p hasta 240 fps para increíbles vídeos slow-motion y 720p a más fps incluso. Además, es un puntazo tener la posibilidad de modificar el FOV o campo de visión al que más se ajuste según nuestras necesidades, pudiendo utilizar desde UltraWide hasta un campo de visión plano y sin ojo de pez.

Lo mejor, sin duda, es la estabilización de vídeo que podemos activar desde los ajustes. Esta, a pesar de que sea digital, proporciona imágenes super estables de calidad profesional, pero con el inconveniente de perder un poco de campo de visión con respecto a si la usáramos sin la estabilización activada. Aquí os dejo un vídeo grabado en una BMW R1200GS en una carretera con suelo de piedra que produce muchas vibraciones. Se puede apreciar, dejando de lado lo sucia que está la pantalla, que todo vibra pero la imagen es estable a más no poder.

En cuanto al audio, el micrófono graba en una calidad bastante decente, todo se escucha muy claro y, si activas el modo de reducción de viento, es aún mejor cuando la usas colocada fuera de un coche, moto, etc.

Usabilidad

En cuanto a la facilidad de uso, no podría ser mejor, ya que cuenta con una interfaz de usuario súper sencilla e intuitiva, con la que podremos modificar todos los parámetros de la cámara desde su pantalla táctil trasera. Si deslizamos hacia la izquierda podremos activar protune, la estabilización de vídeo y el modo de reducción de ruido y; si deslizamos hacia la derecha, podremos ver los vídeos y fotos que hemos capturado. En cambio, si deslizamos hacia abajo accederemos a los ajustes de la cámara y tocando en los parámetros de la parte inferior de la pantalla podremos modificar la resolución, el campo de visión, etc.

Además, desde la aplicación de GoPro, a través de conexión WiFi, podremos visualizar y controlar lo que la cámara hace desde nuestro móvil, algo súper útil para controlar la cámara a distancia. También podremos controlarla por voz pidiéndole que grabe vídeo, haga una foto, etc., y para mi sorpresa, funciona bastante bien.

Autonomía

En este apartado voy a evaluar la autonomía de la cámara en función de mi antigua Hero 4 Silver. Grabando vídeo en 1080p a 60fps con la estabilización activada, he podido grabar unas dos horas de vídeo continúas, lo que viene siendo llenar una tarjeta MicroSD de 32 GB prácticamente a tope.

Dos horas parecen mucho tiempo, pero si te dedicas a trastear con la cámara y a modificar parámetros desde la pantalla táctil continuamente esta baja a la velocidad de La Luz. Por ello, recomendaría comprar unas cuantas baterías de repuesto, que serán de gran utilidad y están super baratas en Amazon.

Precio y disponibilidad

En resumen, la Hero 6 de GoPro es una maravilla de cámara de acción, la mejor que he probado sin duda alguna. Si estás pensando en hacerte con ella, podrás hacerlo a través de la web de GoPro por un precio que ronda los 430€ haciendo click aquí.

¿Qué te parcela GoPro Hero 6? ¿Has tenido alguna GoPro?

GoPro Hero 6 Black

GoPro Hero 6 Black
8.8

Diseño

9/10

    Calidad de vídeo

    9/10

      Autonomía

      7/10

        Usabilidad

        10/10

          Estabilización

          10/10

            Pros

            • La calidad de vídeo y la estabilización son espectaculares.
            • El diseño resistente al agua sin carcasa es comodísimo.
            • El marco con el que viene nos abre un gran abanico de posibilidades para anclarla a diversos soportes.
            • La interfaz de usuario es súper intuitiva y fácil de usar.

            Cons

            • La autonomía es suficiente para cualquier usuario promedio, pero es recomendable llevar baterías de repuesto.

            Kiko Hernández Pons

            Apasionado de la tecnología desde que tengo uso de razón. Usuario de iOS, entusiasta de la fotografía y amante de la música electrónica. Puedes encontrarme en Twitter e Instagram como @itskiko_

            Deja un comentario

            Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *