Fitbit Charge 2, análisis del archiconocido monitor de actividad

Los monitores de actividad son algo de moda, ¿a quién no le gusta hacer postureo con los pasos que da y las calorías que quema? No os voy a mentir, yo sería una de esas personas. Es por eso que, para esta review, he dejado una Fitbit Charge 2 a mi madre para que lo utilice ella y me cuente su experiencia; el resultado me ha dejado bastante sorprendido. Dejémonos de tonterías y pasemos al análisis.

Diseño

Como siempre, comenzamos analizando la calidad de construcción y diseño del dispositivo. La primera sensación nada más sacar a la Charge 2 de la caja es su reducido tamaño. Es bastante pequeña y muy discreta, al menos con la correa de goma azul con la que venía y otra de color negro, también de goma, que nos mandaron los amigos de Fitbit. En cambio, al momento que le pones una correa de color llamativo, como puede ser el naranja, todo el mundo te preguntará que llevas en la muñeca.

En las tres correas de goma que hemos tenido, los cierres son bastante seguros y la pulsera se siente muy bien a la mano, no da para nada la sensación de que se va a caer como otros wereables del mercado.

Usabilidad

Lo que más veremos al usar la Charge 2 es su pantalla, que cuando está apagada parece ser mucho más grande pero, al momento de encenderla, nos damos cuenta de su real tamaño y de que no ocupa para nada toda la superficie que aparenta. A pesar de ser chiquitita, se ve de escándalo en todas las condiciones de luz posible, con suficiente brillo para no tener que hacer sombra con la mano cuando estamos en la calle y sin deslumbrarnos en la oscuridad. Esta misma pantalla nos mostrará información de quién nos llama, nos permitirá ver si nos llegan SMS y nos avisará de nuestras alertas de calendario.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En segundo lugar, trataremos la interfaz de usuario que, al principio, parece bastante complicada pero, en realidad, es súper sencilla. Para manejarnos con ella solo disponemos de la pantalla táctil, a la que hay que dar toques más fuertes de lo normal para que reaccione, y el botón lateral. Si pulsamos el botón lateral, nos moveremos entre los diferentes menús (pasos, calorías, ritmo cardíaco, actividad, etc.), y con toques en la pantalla podremos viajar por lo submenús. Al momento de querer iniciar una actividad o abrir alguna de las “aplicaciones” presentes en la pulsera, tan solo tendremos que mantener pulsado el botón lateral.

Medición de actividad física

Cómo no, es una pulsera de actividad, por lo que la Charge 2 estará encargada de medir diversos parámetros a lo largo del día, como pueden ser el conteo de pasos, calorías, ritmo cardíaco, medición de actividad específica y medición del sueño. El número de pasos dados y el de calorías quemadas es bastante preciso, ya que los datos eran prácticamente los mismos que los que registraba el Apple Watch que llevaba puesto también.

Para medir el sueño, no tendremos que hacer nada más que irnos a dormir. La pulsera detectará automáticamente cuando nos quedamos dormidos y cuando nos despertamos, y no falla ni una. Para consultar los periodos de sueño profundo, ligero y vigilia tendremos que hacerlo desde la app propia de Fitbit, que muestra todo de una manera súper intuitiva y cómoda. En ella, también podremos ir apuntando lo que comemos, cuánta agua bebemos y más datos para cuantificar nuestro día a día al completo.

 

A la hora de registrar actividades específicas, deberemos indicar el comienzo de la misma desde la pulsera, y esta comenzará a medir la distancia recorrida a través del GPS de nuestro movil, mostrando posteriormente en la app la ruta recorrida; calorías quemadas, ritmo cardíaco, etc.

Autonomía

Sin pensarlo, me quito el sombrero ante la autonomía de la Charge 2, es magnífica. Hemos llegado a usarla hasta una semana sin tener que pasar por el cargador, cuando la mayoría de relojes inteligentes y smartbands duran considerablemente menos. Además, una carga completa tarda en torno a una hora en realizarse, por lo que si buscas algo con buena autonomía que no tenga que estar constantemente pegado al cargador, la pulsera de Fitbit es para ti.

¿Es recomendable?

Muchos os estaréis preguntando si realmente sirven para algo estos cacharritos, y aquí es cuando entra el caso de mi madre, una persona que no le acababa de ver la utilidad a esto de registrar la actividad, pero que cuando comenzó a usarla, se dio cuenta de que estaba haciendo cada vez más ejercicio y registraba en la app todo lo que comía y bebía, lo que la ayudó a estar más en forma.

Sin duda, no es algo esencial, pero si comienzas a usarlo y posteriormente lo dejas, lo echas en falta.

Precio y disponibilidad

Si estás interesado en hacerte con una, podrás hacerlo a través de la web oficial de Fitbit a un precio de 119,95€ haciendo click aquí.

¿Qué te parecen las pulseras de medición de actividad? ¿Has usado algún producto Fitbit alguna vez?

Fitbit Charge 2

119,95
Fitbit Charge 2
8.5

Diseño

8/10

    Pantalla

    9/10

      Precisión

      8/10

        Facilidad de uso

        9/10

          Comodidad

          9/10

            Pros

            • La medición de actividad y sueño es muy precisa.
            • La autonomía es excepcional.
            • La pantalla se ve bien en cualquier condición de luminosidad.
            • La app es súper intuitiva y fácil de usar.

            Cons

            • Estaría bien que, además de la información de llamadas, SMS y eventos de calendario mostrara otras notificaciones.
            • Dependes de la app del móvil para cambiar cualquier cosa en la configuración de la pulsera y para consultar la gran mayoría de los datos registrados.

            Kiko Hernández Pons

            Apasionado de la tecnología desde que tengo uso de razón. Usuario de iOS, entusiasta de la fotografía y amante de la música electrónica. Puedes encontrarme en Twitter e Instagram como @itskiko_

            Deja un comentario

            Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *