El Apple Watch Series 3 es el mejor gadget que he comprado en mi vida

En noviembre del año pasado compré un Apple Watch Series 3 Nike + en color plateado, y tras haberlo usado durante más o menos 8 meses día si y día también me he dado cuenta de que, si dejara de llevarlo, mi día a día no sería lo mismo. La compra del reloj fue más que nada un capricho, pero cuando comienzas a usarlo es cuando te das cuenta de que si lo dejaras de usar lo echarías mucho en falta, y así, tal y como todos me decían, me ha pasado a mí.

Muchos os preguntaréis, ¿qué funcionalidad aporta a tu rutina diaria para pagar más de 400€ por un reloj que interactúa con tu smartphone? Pues a decir verdad, lo único que hace es ganarme tiempo, lo cual es irónico ya que es un reloj. Además de dar la hora, me da muchos más datos como el tiempo atmosférico o, por ejemplo, mi horario de clases con solo girar la muñeca y echar un vistazo a la pantalla, todo esto sin tener que sacar el móvil para consultar cualquier cosa. Además de poder interactuar con las notificaciones, contestando mensajes de WhatsApp a través del reloj o consultando mi correo electrónico.

Otra cosa que hace y que mucha gente subestima es el hecho de que mida la actividad física diaria, y aunque parezca una tontería, cuánto lo usas sientes la motivación de cumplir tu meta de pasos o calorías, por lo que al fin y al cabo, dejas de lado el sedentario que quizás vivías anteriormente. Aprovecho que estamos hablando de la actividad física para comentar que el reloj tiene GPS, por lo que puedes salir a correr sin llevar el móvil y que él solo registre la ruta y cuente bien los kilómetros recorridos. Al ser el modelo Nike+, puedes utilizar también las apps deportivas de Nike, aunque más que nada, compré esta versión porque me gustaba más la correa con la que venía. Aun así, se nota que falta alguna cosa como la medición de sueño de forma nativa.

Parece poca funcionalidad para su precio, pero estos pequeños detalles como despertarte por la mañana con una suave vibración en la muñeca gracias a Taptic Engine, o preguntar a Siri por información, contestar llamadas si no tienes el iPhone a mano y escuchar música desde el reloj conectándolo a unos auriculares en cualquier momento sin tocar el móvil es algo magnífico. Sin duda alguna, he comprobado lo que casi todos dicen, no hay un mejor smartwatch que este en cuanto a funcionalidad e integración con el teléfono, ya que también he utilizado terminales Android en conjunto con smartwatches Android Wear, y no funciona igual, o dispositivos Fitbit tanto en Android como en iOS, con los desesperantes tiempos de sincronización, estando acostumbrado a que todo sea instantáneo dentro de un mismo ecosistema.

Por último, otra cosa de la que no te das cuenta pero utilizas prácticamente a diario es Apple Pay, y es que poder pagar con solo girar la muñeca y orientar el Apple Watch hacia el terminal de pago es una gozada. Aunque parezca que haya pocos establecimientos compatibles con Apple Pay, puedes usarlo con todos los TPVs que soporten pagos contactless, aunque el establecimiento no tenga la pegatina del servicio de pago en la puerta.

Al final uno se plantea que su vida no sería la misma si ya no tuviera el reloj y, aunque suene raro, es verdad, y todos los usuarios de Apple Watch lo sabréis. Pero… ¿a pesar de todo esto merece la pena pagar tanto por el reloj? Puede ser que no, pero siempre podrás hacer como yo, aprovecha el viaje de un familiar a Dubái y cómpralo por casi 100€ menos, con su año de garantía mundial de Apple incluido.

Y tú, ¿qué opinas sobre los smartwatches?

Kiko Hernández Pons

Apasionado de la tecnología desde que tengo uso de razón. Usuario de iOS, entusiasta de la fotografía y amante de la música electrónica. Puedes encontrarme en Twitter e Instagram como @itskiko_

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *