LG G7 ThinQ, análisis de un dispositivo que me ha sorprendido muchísimo

Ya sabéis que soy un fiel usuario de iOS, pero eso no quiere decir que odie a los terminales con sistema operativo Android. Mucha gente me ha llamado hater de Android y Fanboy de Apple, la primera es totalmente falsa, puedo convivir a la perfección con Android; y la segunda… digamos que es verdad.

He dejado de lado mi iPhone durante un mes para probar un terminal coreano, el LG G7 ThinQ. A decir verdad, tenía unas expectativas bastante bajas de este terminal. Me esperaba una estufa con cámara y pantalla a la que le costara moverse y realizar todo tipo de tareas, como pasaba más o menos con el LG G6 que ya probamos hace tiempo, pero está claro que LG se ha puesto las pilas y ha hecho del G7 un terminal muy competente y que me ha sorprendido muchísimo.

Diseño

Es innegable, el LG G7 ThinQ es un terminal precioso, sobre todo en el magnífico color azul de la unidad que hemos recibido. Podemos apreciar con solo sostenerlo en la mano que los materiales de construcción son de muy alta calidad. Montado en un marco metálico pulido y con cristal tanto en el frontal como la trasera, no cabe duda de que no dejará indiferente a nadie.

Dando un repaso al terminal, en la parte trasera están presentes las dos cámaras con su flash y sistema de enfoque por láser, en la parte inferior el puerto USB Tipo C, el altavoz Boombox y el Jack para auriculares; y en el frontal una gran pantalla con un notch o ceja.

No es de los terminales más delgados que he sostenido, pero es muy ligero y presenta una curvatura en la parte trasera que lo hace súper cómodo y ergonómico. Además, los botones están ubicados en una posición correcta y el botón para acceder al asistente de Google es de agradecer.

Pantalla

Como ya hemos mencionado en el apartado del diseño, en el frontal de este terminal se encuentra una enorme pantalla de 6,1 pulgadas con ceja o notch. Es increíble como con el paso del tiempo se ha logrado introducir pantallas de más de 6 pulgadas en chasis que antes serían para terminales de entre 5 y 5,5 pulgadas de diagonal. Para que os hagáis una idea, es considerablemente más pequeño que un iPhone 8 Plus y tiene un panel 0,6 pulgadas mayor. Esto es, en parte, gracias al notch, al que te acostumbras tras un día de uso y dejas de notar su existencia.

El panel es IPS y cuenta con una resolución de 1440 x 3120, los ángulos de visión son buenos, los colores muy reales y todo se ve muy nítido, por lo que es un terminal muy apto para consumir todo tipo de contenido multimedia. Por ponerle una pega, digamos que el AlwaysOn Display no acaba de encajar en este terminal. Es cierto que es muy útil, y me encanta, pero está diseñado para ser usado en pantallas AMOLED, donde solo se iluminan los píxeles encendidos, es decir, todo aquello que no es de color negro. Con el panel IPS del G7, en vez de estar encendidas las letras y los números lo está toda la pantalla (se puede apreciar a oscuras), y quieras que no esto gasta mucha más batería.

Cámaras

Aquí llegamos a un apartado que no me ha dejado del todo satisfecho en el LG G7. Todos sabemos que LG pone mucho empeño en dotar a sus terminales de cámaras de calidad; y los números lo demuestran: un sistema de doble sensor de 16 megapíxeles, el primero con apertura f/1.6 y el segundo un gran angular f/1.9; ambos con enfoque por láser. Sobre el papel pinta genial, pero en la realidad no es tan bonito.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Me da la sensación de que las imágenes son procesadas en exceso, y los colores son representados de una forma muy viva, por lo que no son fieles a la realidad. Por lo demás, en condiciones idóneas de luminosidad, las fotografías son de gran calidad y presentan una enorme cantidad de detalle; pero a la mínima que pasas a interiores, por bien iluminados que estén, aparece el ruido, y el intento de reducción de este mediante el procesado de imagen provoca aberración cromática y una gigantesca pérdida de detalle. Sinceramente, me esperaba mucho más de una cámara con f/1.6.

Eso sí, la cámara gran angular es una maravilla cuando no hay suficiente espacio para hacer la foto, pero se repite la misma historia que en la normal, e igual pasa con la cámara frontal de 8 megapíxeles.

Hardware

Pasamos al apartado del hardware, donde encontramos un procesador fabricado por Qualcomm, el Snapdragon 845, acompañado por 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento interno. Esa cantidad de RAM hoy en día suena a poco, pero os puedo garantizar que es más que suficiente para realizar cualquier tipo de tarea, incluso editar vídeo desde el móvil.

Entre otros, cuenta también con jack para auriculares, conector USB Tipo C, y altavoz Boombox. Este último se nota y mucho, con dejar el terminal encima de una mesa mientras reproducimos una canción, hacemos que la mesa haga de caja de resonancia de las ondas de sonido, consiguiendo así una mejor experiencia de escucha. Otro aspecto relacionado con el audio es el Hi-Fi Quad Dac, pensaba que era una tontería, pero realmente funciona y me he dado cuenta de que realmente funciona y lo hace a las mil maravillas. Escuchar música con unos auriculares mediocres es mucho mejor en el LG G7.

Software y rendimiento

Android 8.0 Oreo es el encargado de controlar toda la potencia bruta de este terminal, y lo hace muy pero que muy bien. Incluso con la capa de personalización del fabricante coreano, el móvil va sorprendentemente rápido y es capaz de realizar cualquier tipo de tarea con una soltura asombrosa.

Cabe destacar el botón dedicado a acceder a Google Assistant que, a pesar de no ser reprogramable, es de agradecer que esté ahí, lo he usado muchísimo más de lo que pensaba y es muy útil.

Autonomía

Ya nos acercamos al final de la review, y toca hablar sobre la autonomía del LG G7. La batería  de 3000 mAh estira muchísimo, he llegado al día y medio de uso sin problemas con un uso normal, y con uno muy moderado se pueden alcanzar incluso los dos días; pero si eres un heavy user tendrás que pasar por el cargador todas las noches, aunque llegarás sobrado al final del día.

Bonus: vibración

Parecerá una chorrada, pero una de las razones por las que este terminal me ha gustado tanto es porque su motor de vibración es muy similar al Taptic Engine que vemos en los iPhone y el Apple Watch que, en mi opinión, es el mejor del mercado. Esto se traduce en unas vibraciones muy sutiles que, como si te dieran toquecitos en el bolsillo cuando te llaman por teléfono o recibes alguna notificación. Chapó.

Precio y disponibilidad

Como siempre, finalizamos la review hablando de números. Puedes adquirir un terminal como este en tiendas como Amazon a un precio de unos 450€. Sin duda alguna, si estás buscando un terminal de gama alta y tu presupuesto ronda esa cifra, no te lo pienses más, y es que me ha sorprendido en grandes cantidades por lo bien que funciona y lo cómodo que he estado con él durante este último mes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Qué te parece el LG G7 ThinQ?

LG G7 ThinQ

449
LG G7 ThinQ
8.4

Diseño

9/10

    Pantalla

    8/10

      Cámara

      8/10

        Rendimiento

        9/10

          Batería

          9/10

            Pros

            • El terminal es precioso, los materiales de construcción de alta calidad y la curvatura de la parte trasera lo hace muy cómodo a la mano.
            • El sistema operativo funciona con una fluidez sorprendente.
            • El altavoz Boombox es algo que hasta que no pruebas no te das cuenta de lo bien que funciona.
            • Tanto el lector de huellas como el reconocimiento facial son métodos muy rápidos y fiables para desbloquear el móvil.

            Cons

            • La cámara tiende a reducir el ruido de forma que los objetos no tienen detalle alguno a la mínima de luz que falte.
            • Poner una función de AlwaysOn Display en un panel IPS no es lo más lógico y gasta más batería que en una AMOLED.

            Kiko Hernández Pons

            Periodista en TechnoSpace. Apasionado de la tecnología desde que tengo uso de razón. Usuario de iOS, entusiasta de la fotografía y amante de la música electrónica y los gatos. Puedes encontrarme en Twitter e Instagram como @itskiko_

            Deja un comentario

            Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *