Sonos One y Play:5, música en tu hogar sin cables

¡Muy buenas a todos! Bienvenidos a un nuevo post en TechnoSpace. Hoy, tras usar estas dos maravillas de cacharritos durante unas cuantas semanas, traigo la review para comentar que -spoiler alert- son los mejores altavoces que he escuchado sin duda alguna.

En primer lugar comenzaré explicando que es Sonos y a qué se dedica. Sonos es una empresa destinada al diseño y fabricación de altavoces inalámbricos para sistemas multiroom en el hogar de gran calidad. Debo admitirlo, antes de probarlo era muy escéptico y no pensaba que fuera a funcionar bien, pero fue usarlo unos días y mi mentalidad cambió por completo.

Sonos Play:5

 

En primer lugar comenzaremos hablando del grandote, el Sonos Play 5, un gran equipo de dimensiones 203 × 364 × 154 mm y casi 7 kilogramos de peso que cuenta en su interior con un conjunto de 6 amplificadores de clase D encargados de controlar 6 altavoces, tres en la parte superior destinados a las frecuencias de medios y agudos, mientras que los tres de la parte inferior se encargarán de reproducir las bajas frecuencias. Este sistema proporciona un sonido maravilloso con bajos muy potentes y en ausencia de reverberación o distorsión, incluso a volúmenes muy altos, y cuando digo muy altos es muy altos al nivel de que se suban a quejar los vecinos.

 

El conjunto de altavoces, además, te permitirá distinguir cada instrumento o componente de la canción que escuches y proyectará el sonido a todos los puntos de la habitación donde esté ubicado. En mi caso, yo lo tengo colocado en el salón, que es parte de un espacio diáfano que cuenta también con el recibidor y la cocina. La versión que hemos podido probar es la de color blanco con la zona frontal en negro, construido en un plástico muy bonito y suave al tacto. Dentro del salón está colocado en una estantería blanca llena de libros, y queda genial, aunque también está disponible en color negro para aquellos que busquen combinarlo de otra forma. Como ya he comentado, el espacio donde lo tengo ubicado es bastante grande, pero el sonido lo llena sin problemas y se escucha con la misma calidad de sonido en cualquier punto de la cocina, el salón o el recibidor. Aquí os dejo una grabación del sonido que emite el Play:5 (sin ecualizar ni editar):

En su parte trasera cuenta con tres conexiones, la de alimentación, un puerto Jack de 3,5 mm que hace las veces de entrada auxiliar y un puerto ethernet para conectarlo a la red, aunque también podremos usar WiFi y el botón para sincronizarlo con la app. En la parte superior cuenta también con los botones para controlar el volumen, pausar y reproducir la música y cambiar de canción pasando el dedo hacia la izquierda o derecha sobre los tres botones.

Sonos One

Del grande al chico, ahora toca hablar sobre el Sonos One, un cacharrito de casi 2 kilogramos de peso y dimensiones de 161,45 × 119,7 × 119,7 mm. A diferencia de su hermano mayor, este cuenta con sólo dos altavoces, uno para medios y agudos y otro para graves, controlados por dos amplificadores de clase D. Eso sí, ten cuidado, las apariencias engañan.

Será pequeño, pero no se queda para nada corto en potencia. El sonido es muy nítido y limpio, aunque, como es de esperar, no hay tanta separación como en el Play:5. La primera sensación que te transmite al escuchar una canción en él es la fuerza que tienen los bajos, llegando incluso a tapar al resto de frecuencias ligeramente y distorsionando un poco a altos volúmenes, pero nada apreciable para personas no muy metidas en el campo del audio. En general, yo recomendaría bajar los bajos en el ecualizador presente en la app tal que así:

Aquí os dejo una prueba de sonido del One grabada en las mismas condiciones que la anterior (sin ecualizar ni editar):

En cuanto al diseño, comentar que está fabricado en un plástico, en nuestro caso de color blanco aunque también lo hay en negro, que deja las mismas sensaciones que las del Play:5, con el que comparte también la botonera de la parte superior con la ventaja/inconveniente del botón para despertar a Alexa, el asistente personal que lleva dentro. Digo ventaja/inconveniente porque el botón está ahí y el altavoz puede ser usado también como asistente personal mediante Alexa, pero inconveniente porque dicho servicio aún no está disponible en España. Por último, en la parte trasera cuenta con el botón de sincronización, conexión de alimentación y puerto ethernet, esta vez sin Jack de 3,5 mm.

Sonos App

Muy bien, ya tenemos dos altavoces pero, ¿cómo se usan? La configuración inicial es muy sencilla y se realiza mediante la app de Sonos, disponible de forma gratuita tanto en la App Store como en la Play Store. Una vez descargada tendremos que configurar los altavoces individualmente. Primero se realiza la configuración del altavoz principal, que en mi caso fue el Play:5. Tan solo hay que seguir los pasos que vemos en la pantalla de nuestro smartphone y listo, en menos de 5 minutos ya podremos usarlo para escuchar música. Posteriormente, para configurar el otro iremos a la sección de configuración de la app y pulsaremos sobre añadir un nuevo dispositivo.

Una cosa a tener en cuenta es que estos altavoces no funcionan a través de Bluetooth, sino que lo hacen mediante la red WiFi de tu hogar, lo cual es bueno en el sentido de que todo se escuchará mejor porque se transmite más información de la música al altavoz pero es en parte malo ya que solo podremos escuchar música desde ciertos servicios como Spotify, Apple Music, etc. Esto hace que no podamos reproducir en nuestros preciosos altavoces lo que estemos escuchando en Netflix o Youtube si no estamos conectados a través de la conexión auxiliar.

 

Para reproducir música, en mi caso con Spotify, iniciaremos sesión con nuestra cuenta y listo, desde la propia app de Sonos podremos acceder a nuestra biblioteca y buscar música para reproducir en los altavoces, pudiendo seleccionar en cuales queremos que suene y en cuales no con solo pulsar un botón. Además, podremos categorizar los altavoces según las habitaciones en las que se encuentren, como por ejemplo, el Play:5 en el salón y el One en el dormitorio.

Precio y disponibilidad

Finalizamos la review, como siempre, hablando de números. En  primer lugar, el Play:5 está disponible en la web oficial de Sonos a un precio de 579€ y podras comprarlo haciendo click aquí. En cambio, podrás hacerte con el One en la web de Sonos a un precio de 229€ haciendo click aquí.

Sin duda alguna, los recomiendo totalmente y me da mucha pena tener que devolverlos después de todo lo que los he disfrutado.

¿Qué os parecen el Sonos Play:5 y el Sonos One?

Francisco Hernández Pons

Periodista en TechnoSpace. Apasionado de la tecnología desde que tengo uso de razón. Usuario de iOS, entusiasta de la fotografía y amante de la música electrónica. Puedes encontrarme en Twitter e Instagram como @itskiko_

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *