Fossil Q Explorist, análisis tras usarlo con Android e iOS

Los smartwatches dieron su salto a la fama hace unos años con la salida del Moto 360 y del LG G Watch, pero fueron algo momentáneo. Los cuantificadores de actividad se apoderaron del mercado pero luego llegó Apple con su Watch, y cambió la forma en la que entendíamos el funcionamiento de un reloj inteligente. Mientras tanto, Android Wear estaba medio dejada de lado y apenas se hablaba de ella pero, ¿sigue mereciendo la pena comprar un smartwatch Android Wear?

He estado un mes utilizando un Smartwatch Fossil Q Explorist, y he de decir que me ha demostrado lo útiles que son estos pequeños cacharritos. Aquí va mi experiencia:

Diseño

En primer lugar, inteligente o no, sigue siendo un reloj, y los relojes son complementos de moda. Su aspecto físico está muy cuidado, se nota que Fossil ha puesto muchísimo mimo en él.

Podemos observar que lo que es el reloj en sí está construido en acero inoxidable, y las correas variarán en función del modelo que compréis. En mi caso, he probado el modelo con correa metálica en color oscuro, y me ha dejado un muy buen sabor de boca.

Lo que más llama la atención es su gran peso en comparación con smartwatches como el Apple Watch. La diferencia de peso hace que sientas que lo lleves puesto. Se siente muy robusto y una sensación de calidad espectacular. En cuanto a la correa de acero inoxidable, es muy cómoda y no da calor. Lo único, es que es un poco más difícil de ajustar a los tamaños de muñeca; cuando a mi me llegó tenía unos cuantos eslabones de más, pero se quitan como los de una correa normal y corriente y listo. Para los que estéis interesados en cambiarla, cuenta con el sistema de enganche al reloj tradicional y tiene 22mm de ancho.

Cuenta con unos botones laterales y una rueda que hacen que se parezca a un reloj tradicional y, esta rueda, puede ser usada para hacer scroll en los menús.

Hardware

El Fossil Q Explorist viene equipado con un procesador fabricado por Qualcomm, el Snapdragon Wear 2100, acompañado por 4 GB de almacenamiento interno y 512 mb de RAM.

Además, cuentan con un certificado IP67 de resistencia al agua y al polvo, que significa que no habrá problema por usarlo bajo la lluvia o si te metes en la ducha con él sin darte cuenta, pero no vayas a meterlo en la piscina ni en el mar. Entre otros, también cuenta con Bluetooth 4.1 LE y WiFi, pero echamos en falta un monitor de ritmo cardíaco.

Software y rendimiento

El encargado de controlar el dispositivo es Android Wear 2.0, ligeramente personalizado por la marca para incluir algunas esferas y el sistema de medición de actividad, que se ve muy limitado por la carencia del pulsómetro.

Android Wear se mueve de forma muy fluida y nunca me ha dado un solo tirón o ha tardado más de la cuenta en realizar una tarea. Eso sí, siempre que lo uses con un terminal Android, ya que usarlo con un iPhone no es nada recomendable. Usándolo con mi iPhone 7, lo único que funcionaba bien eran las notificaciones, pero no podías contestarlas, y aún menos responder llamadas. Además, las apps que requerían de la conexión de datos del móvil para trabajar eran insufribles, se nota que no está optimizado para que la transferencia de datos entre uno y otro sea ideal.

En cambio, al usarlo con un LG G6, la historia cambia por completo. Las notificaciones mejoran muchísimo y puedes contestarlas, puedes hacer llamadas directamente desde el reloj y el asistente de Google funciona rápida y correctamente, no como en el iPhone que tardaba una eternidad. Puedes instalar apps de terceros y cuando es necesario usar los datos del móvil, todo es fluido.

Una cosa que me ha gustado de la personalización de Fossil, además de la esfera del perrito, que es de lo mejorcito que hay, es la capacidad de programar los botones laterales para realizar diferentes funciones.

Autonomía

En este apartado cabe destacar que mi experiencia ha sido curiosa, ya que los primeros días de uso, la batería no me llegaba ni a medio día, esto con un uso normal; pero tras un tiempo, la autonomía se fue alargando hasta poder llegar a ofrecer un día completo, pero no va a haber ocasión en la que no tenga que pasar por el cargador por la noche.

Para que os hagáis una idea, al salir de clases a las 14:20, el Fossil estaba alrededor del 50% de batería, y el Apple Watch que estoy usando ahora, con un uso más intensivo, a la misma hora está alrededor del 90% de batería.

Conclusiones, precio y disponibilidad

Como siempre, finalizamos las reviews hablando de dinero, y es que puedes adquirir este reloj en tiendas como Amazon a un precio de 295€ para el modelo con correa de eslabones y 276€ si lo quieres con correa de cuero.

Lo recomiendo completamente para aquellas personas que usen terminales Android, ya que es el típico cacharrito innecesario que echas de menos cuando dejas de usarlo, pero si eres de iPhone, lo único que hará es hacer bonito en tu muñeca.

¿Qué os parece el Fossil Q Explorist?

Fossil Q Explorist

298,98
Fossil Q Explorist
8.6

Diseño

10/10

    Pantalla

    10/10

      Hardware

      9/10

        Software

        8/10

          Batería

          6/10

            Pros

            • El diseño está increíblemente cuidado.
            • Con dispositivos Android funciona a las mil maravillas.

            Cons

            • Echamos en falta un poco más de autonomía.
            • El funcionamiento con terminales iOS es penoso.

            Francisco Hernández Pons

            Periodista en TechnoSpace. Apasionado de la tecnología desde que tengo uso de razón. Usuario de iOS, entusiasta de la fotografía y amante de la música electrónica. Puedes encontrarme en Twitter e Instagram como @itskiko_

            Deja un comentario

            Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *